24 enero, 2007

De tí

Cuando sientas mi perfume recorrer a tu nariz, es que me tomé unos segunditos, para rocearme de él, para que se me quedara en el cuello y no se escapara hasta tu boca, esa boca que se lo devora. Pero si algún día mi perfume no está ahí, devormae toda, que el aroma de mi cuerpo y el perfume no disfrazarán más mis deseos... siente mi cabello y que tus manos puedan recorrer mi cara, que tal vez mañana amanezca perfumada, no te dejes engañar, porque mi piel te susurra a cuentagotas el secreto de que me acaricias con la mirada. Mi boca escribe sobre tu cuello, con palabras ilegibles, que te amo, sólo sientelas, tómate unos segunditos y te darás cuenta, que no existe ni si quiera el tiempo que nos separe, ni un paso, ni una palabra dicha a campo abierto, nos encerramos en el eco murmulloso de un "te quiero" y a veces el sonido de unos pies curiosos logran despertarnos, pero no apartarnos. Déjame vivir para ti, que eso es lo que quiero, déjame darte todo lo que tengo que si no lo aceptas seguirá siendo de mi posesión. Mírame, siénteme, que aun con todo lo que traigo encima soy tuya.

3 comentarios:

Richi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Richi dijo...

TE AMO, MI AMOR! ÑAMOLI!!
Eres mi escritora favorita

:xx!!!
-.-.!!!
.,.,!!!
:xx!!!