23 enero, 2007

Sueños

¡Ay, la vida!, el ir y venir y andar por ahí. El tropiezo del día, el triunfo del mes, el amor del año. ¡Ay, la vida!, el ir y venir y andar por ahí. Las personas... tú, los animales... tú, el cielo y tú. ¡Ay, la vida!, el ir y venir y andar por ahí, las vueltas, los choques, los vuelos y aterrizajes forzosos, los cantares y silencios de un minuto en tu mente. ¡Ay, la vida!, el ir y venir y andar por ahí, mirar, sentir, oír y probar, el poder oler. Mirar hacia atrás, sentir, oír y probar el hoy, para oler el mañana. ¡Ay, la vida!, el ir y venir y andar por ahí. Levantarte, andar, caminar, viajar y retornar al hogar, hogar donde se apagan todos los sueños manchados de órdenes y caminos que se anduvieron, sueños que solo son sueños, órdenes que no se obedecieron y caminos que fueron andados queriendo realizar esos sueños de ESTA vida. ¡Ay, la vida!, el ir y venir y andar por ahí y vivir para ti.

1 comentarios:

Richi dijo...

Poética alma!